miércoles, 20 de febrero de 2008

94º Aniversario del paso al O.·. E.·. del I.·.H.·. Agustín Alvarez

En una nueva conmemoración del paso al Oriente Eterno del I.·. H.·. la masoneria mendocina le rinde el homenaje merecido a un hombre que vivió como pensó, y dijo lo que pensaba en todo momento. Una de las mentes más claras de la Argentina de los primeros años del siglo XX, un ejemplo puro de autodeterminación y un gran masón. Nos llega una semblanza de su vida y su legado a la sociedad argentina, un mensaje que es atemporal e invita a la reflexión.

1 comentario:

CEHMA dijo...

Un ilustre Masón que debe ser recordado siempre.