sábado, 15 de diciembre de 2007

La Masonería Argentina levanta el velo.

Después de un largo período de silencio la Masonería Argentina hizo oír su voz. La ocasión elegida fue el sesquicentenario de su fundación y la presencia de los Grandes Maestres latinoamericanos.

“Discreta y no secreta” es la respuesta de los dirigentes de la Masonería cuando se les inquiere sobre la naturaleza de su sociedad. Pero esta vez levantaron, al menos en parte, el velo de su discreción y los Grandes Maestres de las principales logias de América Latina se mostraron en público, decorados con sus mandiles y collarines, en el acto de homenaje al que fuera uno de los primeros grandes masones del continente, el General San Martín.

La razón fue la visita a la Gran Logia de Aceptados y Libres Masones de la República Argentina de los dirigentes de la Masonería de toda la región, al celebrarse el 150 aniversario de su fundación, en diciembre de 1857. Los actos de celebración culminaron anoche en una ágape del que participaron cerca de mil quinientos personas, entre miembros de las logias argentinas, los dirigentes de las logias visitantes e invitados. La nutrida participación de funcionarios públicos, legisladores, jueces, diplomáticos argentinos y extranjeros, académicos y dirigentes del sector empresario, y el mensaje enviado por el Vicepresidente de la República, Julio Cobos, dejaron la sensación de que la anciana institución, que estuvo en el origen de la independencia de América y que le dio catorce presidentes a la Argentina, está resurgiendo después del largo letargo en que la sumieron las persecuciones políticas y su propio “aggiornamento”.

El discurso del Gran Maestre argentino, Sergio Nunes, puso en claro la vigencia de los objetivos de las Masonería en este mundo globalizado y, en particular, en la Argentina de las instituciones depreciadas y la corrupción avanzada. ¿Volverán los hombres de la “Libertad, Igualdad y Fraternidad” a terciar en la vida política e institucional del país? En todo caso, anoche hicieron una demostración de fuerza y presencia poco habitual en sus discretas prácticas y costumbres.

3 comentarios:

Sergio Martinez dijo...

Creo que este tipo de apariciones le hacen muy bien a la Argentina, esta gente tiene un cumulo de historia muy importante y tienen la responsabilidad de hacer algo. Me alegra saber de ellos.

Matias dijo...

Espero que tengan un proyecto para mejorar nuestro pais.

Paco dijo...

No conozco mucho de los masones, solo se que Sarmiento lo fue, deseo conocer mas de ellos.