martes, 9 de octubre de 2007

Gran Logia de Perú distribuyó ayuda a damnificados en Pisco.

PRENSA - PERU - 01 Oct 2007

GRAN LOGIA DEL PERÚ BRINDÓ ALMUERZO A MAS DE UN MILLAR DE NIÑOS Y DISTRIBUYÓ AYUDA A DAMNIFICADOS EN PISCO.

La Gran Logia del Perú, única representante de la Masonería Regular en nuestro país; brindó su apoyo solidario a los damnificados, desde un primer momento de ocurrido el desastre del 15 de agosto.

Su Gran Maestro Alberto Montezuma Zavaleta, se constituyó en la zona de desastre, impactado por el terrible daño, dispuso inmediata ayuda e inició una “Cadena de Solidaridad”. Asimismo la Masonería peruana perdió a uno de sus respetables hermanos: Fernando Ormeño Sotelo. quien falleciera por el impacto de una cornisa.

Continuando con la labor humanitaria que ha emprendido en apoyo a los damnificados del violento sismo que asoló las localidades de Pisco, Chincha, Cañete e Ica; la Gran Logia del Perú (GLP) en esta oportunidad brindó almuerzo a más de un millar de niños de la localidad de Pisco, así como a vecinos del Templo Masónico ubicado en Pisco Playa; haciendo entrega además de canastas con víveres a cada uno de los participantes.

Dicha actividad fue organizada por la GLP con el apoyo de la Logia “Los Libertadores José Nemi Traad No. 96” de Pisco; y en el marco de la “Cadena de Solidaridad “que ha emprendido desde el pasado mes de agosto del presente año, con la finalidad de aliviar en parte las urgentes necesidades de los damnificados.

Cabe mencionar que, adicionalmente hizo llegar ayuda humanitaria consistente en: frazadas, colchones, ropa, víveres, y otros productos no perecibles, recolectados gracias a las donaciones de las Logias de la jurisdicción, y que fueron transportadas desde la Capital de la República hasta la localidad de Pisco, la zona más afectada por el violento terremoto.

La actividad solidaria, fue presidida por el Gran Maestro de Masones del Perú Alberto Montezuma Zavaleta, quien estuvo acompañado de integrantes de su comitiva y miembros de la Logia de Pisco; y se suma a otros importantes envíos efectuados de manera discreta, tan luego ocurrió el sismo, y que consistieron en medicina, agua, frazadas, y artículos de primera necesidad.

Primeros aportes solidarios
Ocurrido el terrible desastre el Gran Maestro, recabó informaciones de las Logias ubicadas en las localidades afectadas, recibiendo los primeros reportes que daban cuenta del sensible fallecimiento del respetable hermano Fernando Ormeño Sotelo, quien murió al caerle una cornisa en la cabeza. De otro lado los Templos Masónicos ubicados en la zona del desastre también fueron afectados, pero los daños son superables según se informó en esa oportunidad.

El Gran Maestro de Masones del Perú, dispuso urgentes medidas de emergencia, impactado por el cuadro dantesco que mostraban viviendas derruidas, falta de servicios públicos, etc. ,constituyéndose con su Gabinete en la zona afectada, para verificar in situ los daños y ver una pronta ayuda en alimentos y medicinas que se distribuyeron ese mismo día.

Luego, se envió desde la Capital un camión con ayuda consistente en: frazadas,ropa, medicinas y alimentos no perecibles que se distribuyeron por medio de los Inspectores Regionales y Venerables Maestros de las Logias ubicadas en dichas ciudades ; quienes lo hicieron llegar a las Logias y los excedentes a las personas más necesitadas.De otro lado emitió un Decreto de Emergencia y se aperturaron Cuentas Corrientes para que los miembros de la Orden del país y del mundo, hicieran sus aportes solidarios.

Entrevistado en esa oportunidad, manifestó “…Este es el momento de poner en práctica la enseñanza masónica de” hacer el bien sin mirar a quien...”




1 comentario:

Luis dijo...

Excelente labor desplegada y nuestra gratitud a las logias hermanas que se han solidarizado por los cuantiosos daños y de las miles de victimas que han sufrido los efectos del terremoto del 15 de agosto del 2007. Nos gustaria conocer que otras actividades se impulsan en otros paises como expresion de auxilio social y de asistencia social.